Migala y otras historias

«En este estado de cosas, ofuscados por los vapores hipnóticos del alcohol, descubrimos una atracción que despertó nuestra curiosidad. Era una carpa de pequeño tamaño, pero decorada de la manera más fantástica. En un gran panel situado sobre su vértice podía verse, toscamente recortada, una descomunal y terrible araña negra con cabeza de mujer… »